Nuestros Tratamientos

Diagnóstico

Diagnóstico

Lo más importante para hacer un buen tratamiento es que el paciente esté muy bien diagnosticado, es decir, tener la máxima información posible del caso.
Todos nuestros tratamientos se basan en un diagnóstico acertado y una planificación minuciosa, utilizando los últimos avances.

Generalmente realizamos:
– Una historia clínica completa, en la que recogemos datos tanto familiares como personales. En algunos casos más complejos se pueden pedir todas aquellas pruebas complementarias que el médico crea necesarias.
– Radiografías.
– Modelos de escayola.
– Fotografías del paciente, tanto de la boca como de la cara.

Una vez recopilada toda la información, realizamos un estudio para llegar al tratamiento más adecuado y personalizado para nuestros pacientes.
En ese momento podemos realizar una aproximación del tiempo de duración del tratamiento, que siempre va a ser diferente en cada individuo, pues cada uno tiene una respuesta individual.